martes, 6 de marzo de 2012

Es la hora de Brasil.

El año pasado, Brasil se convirtió en la sexta potencia económica del mundo y sin embargo ha sido uno de los países con peores resultados en relación a la variación de cotización de los precios de su bolsa. Sin embargo, ha llegado el momento de revisar las estimaciones futuras de su bolsa.


La necesidad de llevar a buen termino las obras de infraestructuras que necesita el país, para albergar el mundial de fútbol en 2014 y los juegos olimpicos en 2016 son clave para estas estimaciones. Si a esta visión a medio plazo, añadimos el fuerte incremento del consumo interno y el crecimiento de los salarios reales, llegaremos sin parada y fonda a la receta perfecta del crecimiento económico.

Esta situación hace muy atractivo el mercado Brasileño y a las regiones cercanas de América Latina, especialmente tras la severa corrección valorativa del mercado brasileño durante el año 2011. Al igual que en la mayoría de los mercados de acciones globales, la especulación a corto plazo puede ser impulsada por noticias sobre la zona euro y sus continuadas actualizaciones para el 2012.


Con las constantes revisiones del crecimiento mundial, desgraciadamente para los europeos y sobre todo los españoles, en una recesión que será estudiada en el futuro en muchas universidades, los inversores miran naturalmente a sus carteras de inversión para identificar las áreas sensibles e intentar minimizar el riesgo país. Las industrias de recursos básicos - junto con las finanzas - comprenden una gran porción de los mercados bursátiles de América Latina, por lo que la sensibilidad al crecimiento económico global y del país, en cuestión, sería una criterio mas que razonable para la toma de decisiones de inversión.



Bovespa, el principal índice Brasileño está fuertemente dominado por las comodities. De hecho, dos grupos de empresas, Vale y Petrobras, controlan el 23 % del mismo. Si además, analizamos las exportaciones del país, las comodities son el increíble dato del  68%. Complementamos el guiso, con un casi 24% relacionadas con el mercado financiero y la sensibilidad del mercado brasileiro nos parecerá obvia.

Pero puede estar generándose una replica de la burbuja?. En principio parece que no, si bien muchas inversiones y recuperaciones pueden verse afectadas por la crisis de liquidez, que ya comienza a sentirse en el país. ¿Cómo afectará este hecho a las inversiones?- Al menos, el sector público y su déficit, no es el problema; de momento.



Puede contagiarse a otros Brics?

un saludo

No hay comentarios: