viernes, 18 de febrero de 2011

Aprendiendo a escuchar

Hola a todos;

Cuando hace ya algunos años, realicé el MBA, tuve la suerte de disfrutar de las clases magistrales de quien en mi opinión en uno de los mayores expertos en relaciones humanas de la empresa. Su nombre, José María Rodriguez Porras.

Podría en este punto contar su amplia experiencia docente y en la empresa, así como que es uno de los pocos profesores eméritos del IESE, pero prefiero decir de el, que es una persona afable, con un alto grado de atención y muy cordial. En mi caso, fue uno de esos profesores que marcan.

Pues bien, tuve la suerte, como dije antes, de disfrutar de sus clases y alguna comida en San Telmo. En esos momentos uno escucha con atención a un hombre mayor, con gran capacidad de comunicación y escucha y escucha, y es por eso por lo que os escribo hoy.

Una de sus grandes enseñanzas, ha sido la de aprender a escuchar. Puede parecer algo obvio, pero no es tan simple como parece. Pero, ¿ qué es esto de aprender a escucha entonces?.

ESCUCHAR es:
  • Callar.
  • Mirar a los ojos y a lo que nos cuentan.
  • Prestar atención a lo que dice y siente el comunicador.
  • Ser paciente y esperar a que termine.
  • Confirmar lo escuchado con preguntas o parafraseando.

ESCUCHAR NO es:
  • Discutir o emitir juicios.
  • Interrumpir.
  • No prestar atención.
  • Dar respuestas o anticiparse al comunicador.

 En todos los casos, en mi opinión, el contacto visual es clave para percibir mucha información. La comunicación no verbal aporta tanta o mas información que el mensaje en sí mismo.


Ya veis, algo tan simple, esconde mucho por aprender y mejorar

Gracias Profesor.

Un abrazo a todos.

1 comentario:

Juan González-Alorda dijo...

No puedo estar más de acuerdo, y según los expertos la comunicación no verbal supone entre un 80 y un 85% de la misma.
"Cuando una persona se comunica con otra persona y dice una cosa distinta de la que piensa, todo su organismo esta emitiendo mensajes contradictorios, y aunque el consciente de esa persona que esta enfrente no revele esa contradiccion, si la revela el subconsciente, por tanto no nos queda más remedio que ser muy francos"
Abrazo amigo